La Colonia de acampada

Los días 26, 27 y 28 de Diciembre nuestra Colonia Malak, nos trasladamos a Olivenza. El sitio donde nos alojamos fue en un albergue situado en el mismo centro del pueblo, del cual todos nos quedamos con la boca abierta por las maravillosas instalaciones. En él, hemos estado muy calentitos gracias a la calefacción.


En este viaje nos han acompañado unos estupendos cocineros, se trata de tres Rovers; Sara, Ismael y Parra, los cuáles se han encargado de hacernos riquísimos platos, además de darnos muy buena compañía.
Casi todo ha sido bueno, excepto el mal tiempo que hemos tenido, pero estos castores son unos fenómenos y se lo pasaron genial.

En cuanto a las actividades hemos hecho de todo. Desde un desfile de modelos con vestuario de papel periódico (diseñada por ellos), aprender a hacer marionetas, ¡bailar mejor que los de fama!, salvar a linces y cabras en peligro de extinción realizando numerosas pruebas, nuestro ya conocido estanque de nenúfares; hasta recorrer un pasaje del terror en la oscuridad. En conclusión: UNA PASADA.

Además el sábado por la tarde recibimos la visita de Eugenio, Mari Loli, Victor y Balbi, que nos acompañaron a la hora de la merienda.

Esperamos que las Grandes Castoras podamos seguir organizando salidas como estas o mejores y que tanto los Castores como sus padres, sigan confiando en nosotros, ya le estamos dando vueltas al coco en la que podría ser la siguiente y por supuesto le hemos dado ya nuestro pequeño informe a los Reyes Magos sobre vuestro comportamiento de estos días en Olivenza; TRANQUILOS: ha sido muy favorable. ¡FELIZ 2009!.

Tic-Tac

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *